Domingo, tarde.

A mí no me hables de tiempo.

Ni de espacio.

Soy capaz de desmontar cualquier teoría.

A mí no me hables de amor.

Ni busques entenderme en mi intención.

Soy capaz de desarmarme con tu ejército delante.

A mí no me hables de ti.

Ni de esa manera tuya a la que llamas querer.

Soy capaz de deshacer todos los nudos.

 

A mí háblame de universos, de tus puestas de sol y tus amaneceres.

Háblame de lo que piensas antes de cerrar los ojos.

De tus metas, tus caídas y cada uno de tus logros.

De tus miedos, de tu risa y tus manías.

De tus dudas y certezas.

De viajes y destinos.

Háblame de libertad pero nunca de tiempo,

ni de amor,

ni de ti.

Porque si yo no sé con qué sueñas,

jamás sabré hacerlos recuerdos. 

image1 (1)

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s