Desvanecerse.

Jueves, 23 de Noviembre; 1:26.

Y sigo sin saber por dónde empezar a escribir.

Madrid duerme y el silencio cada vez está más dentro. Hacía tanto tiempo que no me enfrentaba a un folio que se me había olvidado la sensación de vacío que produce tener tanto que decir y no poder hacerlo.

Supongamos que hay aviones que se estrellan antes de despegar y aún así sueñas con levantar vuelo. Pero nunca llegas a ninguna parte, y cierras los ojos.. porque así nada malo puede pasarte, aunque el golpe ya está ahí.

¿Quién se iba a atrever a hablarme a mí de altura? ¿O qué cojones hago yo hablándote a ti de aviones?

En fin, que lo que venía a contarte es que el miedo es la excusa de los cobardes y que mis metáforas son una mierda pero serán siempre mías. Y no se te ocurra volver a subirme al cielo si luego piensas soltarme.. porque ésta es la última caída que te dedico.

Yo, que habría aprendido a andar solo por seguir tus pasos, cuando tus ritmos no me sientan bien.

Puedes estar orgulloso, me has enseñado todo lo que no sabía, que yo siempre lo estaré de ti.

Te he visto brillar detrás de los focos y esa es la luz que irá conmigo a donde pueda llegar.

Y te prometo, desde aquí que no me oyes, que mi luna irá siempre contigo.

Ya no existen palabras que puedan salvarnos aunque seas capaz de leer tu nombre entre estas líneas.

Te odio, muy bajito y al oído, pero siempre de verdad.

Esta vez es con mi letra.

Y guárdala, olvídala o grítala.. pero déjala salir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s