Escríbelo.

Y entonces pasa; te ves un domingo cualquiera en mitad de una carretera que te acerca a cualquier parte menos a ti, dejando atrás la ciudad que quiso ser Agosto una vez en Diciembre.

Apenas distingo las luces, no sé si el cristal está empañado o son mis ojos, tal vez. Conscientes de que volver siempre implica despedirse del lugar dónde te quise casi tanto como a mí. Sabiéndome una vez más, cerca.

Cada kilómetro hacía ti son pasos retrocedidos en esta carretera que hoy bien puede ser mi vida, aun difuminada, me quiere guiar.

No sé que tienes en los ojos que cuando miras desaparecen las dudas. Ojalá alguien pudiese entenderme cuando hablo de la manera en la que se encoge el mundo cada vez que me abrazas.. seguirá siendo la manera más bonita de rompernos, aunque ahora yo esté aquí recogiendo una vez más los trozos.

Y sin avisarme el invierno se hace hueco aquí en mi pecho,  ahora que no puedes verme ni salir de aquí.

Tal vez lo que no nos cuentan del amor es ésto.

Y a pesar de ser, lo bonito del amor no es lo que pides, sino todo lo que eres capaz de dar.

Siempre elegiría tu libertad desde mi jaula, a la mía de no haberte conocido.

Hasta siempre, amor.IMG_4540

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s